ser feliz o simlar

la felicidad. posible y necesaria:

según parece, la felicidad para siempre, por siempre y en todo momento, no existe como tal.

son , más bien, chispas (que no siempre somos capaces de distinguir en en el momento que ocurren) u otros brillos que quedaron sembrados en nuestros hipocampos, produciéndonos la alegría al recordarlos

sin embargo, por lo visto, la repetición de hábitos saludables, activan las sustancias químicas que nos ponen la alegría a flor de piel, inclinándonos al gozo.

la facilidad. necesaria y no siempre posible:

esto es como ir al gimnasio, hay que ser constante.

fácil no será, aunque cultivar la paciencia será uno de esos hábitos saludables, seguramente y ejercitar la voluntad, sin duda.

he estado curioseando por las redes, escuchando podcast de neurociencia, que yo de esto sé lo que uds, no se vayan a pensar y he elegido estas doce ideas, que he cosido para cada mes del año 2024, que os deseo sea felicísimo.

(dentro de lo posible en este mundo de injusticias desproporcionadas):

1. ser una persona agradecida.

dar las gracias, de corazón, a la gente, a la naturaleza, a tu alrededor, a ti misma, que cuando practicamos el agradecimiento, nuestro cuerpo libera la hormona oxitocina, que dilata los vasos sanguíneos, reduce la presión arterial, protege el corazón, profundiza nuestras relaciones y nos hace conectar más con nuestro entorno.

hay quien tiene un cuaderno donde escribe cada día tres puntos por los que está agradecida. parece ser que eso le gusta a nuestro sistema.

2. intentar cultivar el optimismo aunque no seas optimista.

en un vaso medio lleno puedes nadar o ahogarte, según tu tamaño o el de tus expectativas.

decídelo tú (en la medida de lo posible).

no te digo que seas miss Wonderfula, sino ser consciente de que no es para tanto casi nunca.

insisto, que ya sé yo que hay casos y casos…

3. ser honesta, con contradicciones y todo.

procura, esos sí, ser amable, que no condescendiente, que si no, igualmente te vas a casa con el cortisol centrifugando en tu cuerpecito.

4. cuidar cuerpo y alma.

alimentarse bien (en la medida de lo posible), las bacterias de nuestro intestino nos lo agradecerán y, como todo el mundo sabe ahí se sitúa lo que han denominado el «Segundo Cerebro” (me maravilla).

bacterias felices, comunidad feliz. somos seres holobiontes. búscalo, ya verás qué hermosura.

cuidar la postura, ni te imaginas lo que influye.

practicar ejercicio, lo que te guste.

bailar y cantar también nos pone a tope,

leer cosas estimulantes, que te aporten, rodearse de gente afín…

ya sabéis…

5. cultivar las relaciones personales.

con conocidas y no, por lo visto, eso de las conversaciones de panadería o con alguien que te encuentras y pegas la hebra un momento, le viene bien al sistema feliz.

6. fluir, ser junco.

no todo se puede controlar, en realidad es poco lo que hay bajo control, aprender a dejar pasar la frustración cuando llega, si quieres, la das un abracito y que se vaya.

(bueno, dos abracitos ¡pero ya!)

los seres que no se adaptan, mueren, como sabéis.

7. tener un objetivo,

pequeños, cercanos…o los que quieras

cumplir objetivos nos pone felices, ya ves

8. pasear bajo los árboles.

con todo el respeto, como en un santuario, en silencio…

por lo visto, los árboles desprenden unas partículas que, al ser absorbidas, activan nuestro sistema parasimpático, permitiendo que el cuerpo se relaje y deje de estar en alerta.

y no vayas con mucha gente, que se asustan los bichos, y las plantas (y las setas)

9. saborear los pequeños placeres de la vida.

ya sabes cual son, a veces coincide con que no cuestan dinero.

a mi me emocionan sobremanera las plantitas que salen entre las piedras o las rendijas de las paredes (rupícolas y glerícolas)

he hecho una imagen con Ombligos de Venus por si alguien no quiere los huevos fritos. (respeto al mundo vegano, a donde por cierto, deberíamos ir dirigiéndonos).

10. evitar (en la medida de lo posible) centrarse en los pensamientos trágicos y/ o rumiativos.

que no se adelanta nada, más bien al revés.

tantos pensamientos catastrofistas que hemos tenido y no han pasado, deberían habernos llevado ya a esta conclusión, la verdad.

11. no compararse.

bastante tienes ya contigo, reina (galán)

es una trampa. baja la autoestima, porque, ¿a que tú no te comparas con alguien que lo tiene peor que tú y das las gracias aunque solo sea?

ya lo sé yo, que soy igual

la aprobación ajena está bien, aunque debe ser prescindible y nunca como objetivo final de nuestros actos.

12. aprender a perdonar (se)

sea ud indulgente.

se queda una como una pera, empatiza con la otra persona, a la vez que reduce la hiperactividad crónica del sistema nervioso simpático en duración, magnitud y frecuencia, evitando un efecto negativo sobre el sistema cardiovascular al disminuir la presión arterial y variación de la frecuencia cardíaca.

no seguí porque se terminaban los meses, me ha gustado buscar estas informaciones, me tranquilizan las explicaciones que da la neurociencia a las cosas, saber porqué sonreír le va bien a mi cerebro, me impulsa a hacerlo más.

agradezco y pongo de referente a Nazareth Castellanos, neurocientífica y divulgadora excepcional, aunque hay mucha gente cuya generosidad pone la ciencia al alcance de cualquiera.

que me disculsen por manipular tanta información y hacer unos resúmenes tan burdos

agradecidísima

así ha quedado

 

cartel de remiendos en el Barco de la Rubia

nueva expo de remiendos, como loto para descosido

el número 44 ha ganado, dice la maja

el número ganador es…

ser una persona agradecida, proporciona felicidad

! sorteo ¡

SER FELIZ o similar. la expo

ser feliz (o similar) la expo

calendario 2024

Remiendos, como loto para descosido

mesa redonda

sorteo de agosto

Remiendos. como loto para descosido

esta imagen es la última del cuento "La Pelusa" que tan bien va en cualquier momento de la vida

por fin una web